Yo me quedo en casa

diario uno

AP amenaza con traicionar la reforma política

Publicado en Diario Uno, Lunes 24 de Febrero de 2020

Carlos Monge

Publicado: 2020-02-24

El gobierno del Presidente Vizcarra tiene muchos deméritos y en demasiados casos parece un barco a la deriva sometido a los caprichos del viento. Pero tiene también algunos méritos, como haber enfrentado a las mafias políticas fujimoristas y apristas; protegido el trabajo de la Fiscalía contra la corrupción; defendido la calidad y el enfoque de género en la educación; y promovido reformas en el sistema político y judicial. 

Un aspecto central de la reforma política es hacer obligatorias las elecciones primarias y abiertas a la ciudadanía, al mismo tiempo que eliminar el voto preferencial y limitar severamente el financiamiento privado de las campañas. Así, las cúpulas de partidos poco representativos no seguirían armando listas siempre ganadoras en las internas de aparatos que ellas controlan, al mismo tiempo que se eliminaría la competencia electoral entre los candidatos de cada partido, muy influida por su capacidad de conseguir financiamientos privados.

El Congreso anterior limitó el financiamiento privado de las campañas y mantuvo el voto preferencial. Aprobó las primarias abiertas, pero con trampa, al incluir una disposición transitoria por la que en las elecciones 2021 solamente los nuevos partidos tendrán que hacerlas, mientras que esta obligación vale para los actuales 24 partidos con registro electoral recién para el 2026. Contra la ley y la ética, estableció reglas electorales diferenciadas, para beneficio de los partidos actualmente existentes.

La tarea de este nuevo congreso era restringir aún más el financiamiento privado, hacer valer las primarias abiertas para todos los partidos ya desde la elección 2021, y eliminar el voto preferencial.

Lamentablemente, Manuel Merino, vocero de la bancada de AP y posible próximo Presidente del congreso, ha declarado que las primarias abiertas “ponen en peligro la institucionalidad de los partidos políticos”. Ignora que la institucionalidad de los partidos ya está en crisis, pues son percibidos por la ciudadanía como cotos cerrados de personajes corruptos que quieren avanzar sus agendas personales desde cargos electos. Y anuncia que en este tema podríamos no solo no avanzar, sino más bien caminar para atrás, como el cangrejo.

Y Merino no está solo. Ya el FA se ha pronunciado contra las primarias abiertas y es muy probable que en el mismo sentido actúen otras agrupaciones que tienen dueño/candidato, cuyo supremo interés es consolidar sus candidaturas desde el control de los aparatos partidarios.

Si Merino expresa el pensamiento de la bancada de AP y consigue en el congreso los aliados que pienso que puede conseguir, se cae una pieza fundamental de la reforma política y -una vez más- se traiciona una importante expectativa ciudadana.


Escrito por

Carlos Monge

Antropólogo e Historiador. Fanático del Alianza Lima y socialista empedernido. Enamorado de Leda, Lucía, Camilo, Frida y León.


Publicado en