vade retro, congresista

El Camino Constituyente

Publicado en Diario Uno, lunes 10 de diciembre de 2018

Carlos Monge

Publicado: 2018-12-10

Contrataque de la mafia en la Fiscalía y el Poder Judicial. Juez Lecaros defiende a cuestionado fiscal Chávarry y este –blindado desde el Congreso por bancadas fujimorista y aprista- empapela a jueces y fiscales que investigan a Fujimori y García. 

Estas mismas bancadas blindan a parlamentarios corruptos como Donayre o mañosos como Mamani; aprueban leyes que rebajan las penas al lavado de activos favoreciendo a Keiko y Alan en caso sean condenados por estos delitos, y leyes que favorecen a empresas representadas por esos mismos congresistas. ¿Cómo salimos de eso?

Hay al menos dos caminos inmediatos posibles. Uno es que se rompa la bancada fujimorista y surja una nueva mayoría política que le dé un nuevo rumbo al Congreso para que deje de legislar en favor de la corrupción.

El presidente del Congreso, Salaverry, está dando señales de apuntar en esa dirección. Otro es que el presidente Vizcarra, más allá de negarse a promulgar normas como la recién aprobada sobre el lavado de activos, presente un nuevo y más radical paquete de reformas, confronte la negativa del Congreso a apoyarlas con una cuestión de confianza y lo disuelva, permitiéndonos elegir uno nuevo y mejor.

En perspectiva, más allá de la manera como desde el Ejecutivo, desde el mismo Congreso,o desde la calle, se pueda derrotar este contrataque de las mafias y esa mayoría congresal corrupta, va quedando cada vez más claro que el país necesita un nuevo acuerdo económico, social, político, y cultural, que se exprese en una nueva Constitución Política. La pregunta es cómo llegamos a ella.

Vizcarra puede avanzar en esta tarea a punto de nuevos paquetazos reformistas y referéndums que el Congreso no tenga como evitar. Pero por ese camino apenas vamos parchanddo la Constitución actual y solo en torno a los temas que al Poder Ejecutivo le interesan. Y es claro que no le interesa poner en debate temas relativos al modelo económico, el medio ambiente y los pueblos indígenas, por ejemplo.

El otro camino es que quien gane las elecciones del 2021 convoque un gran debate constitucional nacional seguido de la elección de una Asamblea Constituyente y la elaboración de una nueva Carta Magna. ¿Quién lo haría?

Pienso que solo un gobierno de izquierda asumiría este reto. Pienso que presentar una propuesta de nueva constitución, promover ese gran debate constitucional, y convocar esa Asamblea Constituyente, debieran estar en el centro de la propuesta electoral de la izquierda para el 2021. Y pienso que construir esa propuesta de nueva constitución y construir una candidatura ganadora de izquierda son retos que no pueden esperar más.

2021. Bicentenario. Nueva Constitución. Nueva Independencia. Abramos el debate ya, desde abajo, con la gente.


Escrito por

Carlos Monge

Antropólogo e Historiador. Fanático del Alianza Lima y socialista empedernido. Enamorado de Leda, Lucía, Camilo, Frida y León.


Publicado en