los #hermanitos se reacomodan

La  mula

Reformas, Referéndum, Mas Reformas

Columna publicada el 12/11/18 en Diario Uno

Carlos Monge

Publicado: 2018-11-12

El 9 de diciembre la ciudadanía debe opinar sobre las cuatro reformas aprobadas por el Congreso con base en las propuestas del Poder Ejecutivo. Mi voto es SI, SI, SI y NO. 

SI a la nueva Junta Nacional de Justicia porque necesitamos reemplazar al Consejo Nacional de la Magistratura con algo mejor. No es que la nueva JNJ sea perfecta (falta paridad de género, por ejemplo) pero al menos sus integrantes pasarán por un concurso de méritos.

SI a la regulación de financiamiento de los partidos, para obligarlos a que se bancaricen los aportes, sancionar penalmente y no solo administrativamente el financiamiento ilegal, y asegurar acceso más equitativo de los medios masivos afirmando la franja electoral y prohibiendo que se contraten espacios de manera privada.

SI a la prohibición de la reelección inmediata de congresistas, porque más que una medida técnicamente correcta (yo sí quisiera que congresistas como Marisa Glave, Indira Huilca o Manuel Dammert me sigan representando en Lima), recoge el hartazgo y la protesta de la mayoría ciudadana contra el comportamiento corrupto y prepotente de la actual mayoría congresal.

NO a la bicameralidad, pues en esta cuarta reforma la mayoría fujimorista y aprista metió contrabandos inaceptables, tales como mantener la inmunidad parlamentaria como fachada para la impunidad; limitar la capacidad del Ejecutivo de disolver el Congreso si le niegan dos veces la cuestión de confianza; permitir la reelección de los y las actuales congresistas aduciendo mañosamente que como ahora candidatearán a diputaciones y senadurías, no se puede hablar propiamente de reelección.

¿Y después? Necesitamos un nuevo paquete de reformas. Solamente en el terreno de la reforma política hay que cambiar los modos de elección interna, eliminar o reducir de manera significativa las actuales restricciones de acceso (es una locura pedir firmas equivalentes al 4% del padrón electoral) y endurecer las condiciones de permanencia (hoy hay varios registros electorales que no tienen nada detrás y que solo sirven como vientres de alquiler), asegurar el financiamiento público de las campañas, etc.

Espero que el Presidente Vizcarra no piense que después del referéndum podrá gobernar en paz con una mayoría congresal que blinda a un Fiscal de la Nación cuyo encargo es bajárselo de la presidencia. Ojalá tenga claro que para avanzar en la lucha contra la corrupción y en las muchas reformas que siguen pendientes, tiene que mantener la iniciativa y apoyarse en la ciudadanía. Presente un nuevo paquete de reformas para seguir limpiándonos de la corrupción en la gestión pública y en la política. Y si el Congreso las bloquea, ya sabe: cuestión de confianza y disolución. Y, a la corta o a la larga, nueva constitución.


Escrito por

Carlos Monge

Antropólogo e Historiador. Fanático del Alianza Lima y socialista empedernido. Enamorado de Leda, Lucía, Camilo, Frida y León.


Publicado en