defiende el enfoque de género

FLICKR.COM

Diversificación productiva y sostenibilidad ambiental

Publicado en Diario La Primera, 27 Mayo 2014

Carlos Monge

Publicado: 2014-05-28

En la nota de la semana pasada saludaba que el Ministro Ghezzi haya puesto en debate una propuesta de Plan Nacional de Diversificación Productiva, pero señalaba que me preocupaba la ausencia de énfasis puesto en el mercado interno, y que me parecía contradictorio el énfasis en la necesidad de bajar sobrecostos laborales con la búsqueda de aumentar la productividad del trabajo en otros sectores de la economía.

Ahora quiero resaltar la ausencia en la propuesta de una perspectiva ambiental. Es que -justamente cuando el Perú tiene la Presidencia y va a ser anfitrión este año 2014 de la XX Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP 20)- resulta inadmisible que una propuesta de diversificación productiva no tome en cuenta el aporte de las actividades económicas a la emisión de gases de efecto invernadero y, en general, su impacto sobre el medio ambiente. Peor aún, que solamente se mencione al medio ambiente como un sobrecosto que hay que bajar.

Por ejemplo, si la deforestación y la ganadería en gran escala son grandes emisores de esos gases que generan el calentamiento global, una estrategia sostenible de diversificación no promocionará esas actividades. De la misma manera, es válido hablar de manera general de la promoción de la agricultura como alternativa a la dependencia de la exportación de minerales, pero tampoco tendrá sentido promover como alternativa las plantaciones agroexportadoras que dependen del uso masivo de fertilizantes basados en recursos fósiles, que usan energía sucia en sus procesos productivos, y que además –siendo desarrolladas en el medio del desierto- son las más ineficientes en términos de uso de agua.

Es indispensable pues que el Plan Nacional de Diversificación productiva incluya la dimensión ambiental como una de sus columnas vertebrales. Para ello, el diagnostico debiera incluir un análisis de la matriz energética general de la economía, de la contribución de la diversas actividades económicas al calentamiento global, así como de su eficiencia o ineficiencia hídrica y su impacto general sobre la biodiversidad y el medio ambiente. Y no deberá ver las regulaciones ambientales como un sobrecosto.

Sobre esa base, criterios como la cantidad y la calidad de la energía y del agua que usan las actividades económicas, deberán ser tomados en cuenta al definir qué actividades económicas generadoras de valor agregado debiéramos impulsar para alejarnos de la matriz primario exportadora que la estrategia del Ministro Ghezzi cuestiona.

Me pregunto si el Plan Nacional de Diversificación Productiva ha sido conocido previamente por el Ministerio del Ambiente y cuales han sido sus aportes.


Escrito por

Carlos Monge

Antropólogo e Historiador. Fanático del Alianza Lima y socialista empedernido. Enamorado de Leda, Lucía, Camilo, Frida y León.


Publicado en